Madrid con Siria

Resolución presentada desde Reconstrucción IU Madrid en el debate de la Asamblea Políticio y Social del 28 de Enero de 2017 y que no fue admitida a debate.

Asamblea Política y Social de IU Madrid

RESOLUCIÓN
sobre las jornadas de “Madrid con Siria” celebradas los días 27 y 28 de enero de 2017 en la Casa Árabe y el Centro Cultural Conde-Duque

Ayer, viernes 27 de enero, se celebró en la Casa Árabe de Madrid el acto titulado “Jorna- da de sensibilización. Madrid con Siria”. Entre otros participantes estaban representantes de las organizaciones Cascos Blancos y la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio. En el car- tel del acto figuraba como colaborador el Ayuntamiento de Madrid.

Hoy mismo está convocado una “Gala benéfica de la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio con Cascos Blancos y Sham El Jair” en el Centro Cultural Conde-Duque, centro municipal del Ayuntamiento de Madrid.

Ante esta convocatoria, y dada la participación y responsabilidades de IU Madrid en el go- bierno de la ciudad a través de AhoraMadrid, la Asamblea Política y Social de IU Madrid traslada las siguientes consideraciones:

1. LosCascosBlancosfueronfundadosafinalesde2012porJamesLeMesurier,ex- militar de la inteligencia británica, con fondos del Reino Unido, Estados Unidos y otros aliados, mientras que las instalaciones y material en Estambul, donde se ins- talaron, provenían del gobierno turco. Recibieron hasta 13 millones de dólares en 2013 de, nuevamente, Reino Unido, Estados Unidos y el Consejo Nacional Sirio, el gobierno paralelo que ambos financiaban. En 2015, la Agencia de los Estados Uni- dos para el Desarrollo Internacional (USAID) publicaba -y ahí sigue- que les habían financiado con más de 16 millones de dólares.

Los Cascos Blancos, pues, no son una ONG.

La web de los Cascos Blancos pertenece a La Campaña Siria, que se declara co- mo una iniciativa de apoyo a las protestas democráticas del pueblo sirio de 2011. Según esta Campaña -y según los Cascos Blancos- la culpa de todo lo que ha su- frido y sufre Siria es única y exclusivamente de la presunta represión de Bashar al- Assad de dichas, presuntas, manifestaciones espontáneas y pacíficas.

Nada se dice de la aparición desde el primer día de armas automáticas, explosivos, morteros, 4×4 con ametralladoras, terroristas yihadistas provenientes de Irak, Tur- quía, Catar… Nada se dice de la financiación que públicamente admitieron Estados Unidos y Hillary Clinton. Nada se dice del acuerdo de Siria y Rusia para la cons- trucción de un gaseoducto que perjudicaba las aspiraciones de Arabia Saudí, el verdadero origen de la “primavera siria”. Nada se dice de las armas químicas libias que terminaron cayendo sobre Damasco por ataques de los yihadistas.

Los Cascos Blancos, pues, no son neutrales.

Miembros de los Cascos Blancos han sido vistos en docenas de fotografías y víde- os confraternizando con terroristas y celebrando sus victorias. Un día aparecen trasladando a un herido -al que no se le ven heridas- y al siguiente aparecen con un fusil al hombro. Un día un fotógrafo posa con los degollares de un niño de diez años y al día siguiente se hace famoso fotografiando a Omran, otro niño herido -también sin heridas visibles- en el interior de una ambulancia. Un día les vemos denunciando bombardeos y al siguiente pisoteando cadáveres de sirios.

Desde el comienzo, los Cascos Blancos han usado imágenes de otros años, de otros bombardeos y de otros países asegurando que eran de ahora y de Siria. He-

mos visto vídeos sangre sin heridas, mascarillas de oxígeno conectadas sin regula- dor, médicos que ayer eran pacientes, pacientes muertos de risa hasta que ven que la cámara les enfoca…

El objetivo de los Cascos Blancos, pues, no es humanitario.

Los Cascos Blancos son propaganda de los terroristas islámicos financiada con di- nero de Estados Unidos y el Reino Unido dentro de la campaña de injerencia impe- rialista internacional para derrocar al gobierno sirio. Los Cascos Blancos son tan pro-terroristas que hasta sus propios financiadores, Estados Unidos, denegaron la entrada a su director en 2015 por, precisamente, colaborar del terrorismo.

  1. Porsuparte,laAsociacióndeApoyoalPuebloSiriodeclaradesdesufundaciónen verano de 2011 que apoya la “revolución” siria -revolución que nunca fue tal- y ex- presa de forma reiterada su apoyo al Ejército Libre Sirio, es decir, el ejército terro- rista yihadista. El 18 de diciembre de 2011, la AAPS y Socialismo Libertario se ma- nifestaban en Madrid, expresando su apoyo al Consejo Nacional Sirio, el gobierno paralelo financiado por Estados Unidos y el Reino Unido y de marcado carácter ne- oliberal.
  2. Queestasdosorganizacioneshayanconseguidoengañaragentesbienintenciona- das es grave. Que hayan llegado a conseguir apoyo -consciente o no- del Ayunta- miento es muy grave. Pero que en ese Ayuntamiento esté presente Izquierda Unida es algo que no puede pasar sin respuesta.Nuestro papel y capacidad de condicionar la línea política del Ayuntamiento de Ma- drid se pone en cuestión de nuevo toda vez que no es el primer caso en que se muestran apoyos contrarios a nuestra posición en el ámbito internacional.
  3. AntelapropuestadeladireccióndeIUMadriddeunprocesodeconfluenciacon otras fuerzas en el marco de Unidos Podemos, urge reflexionar sobre las bases de esa confluencia. Esas bases deben ser el fortalecimiento y autonomía de nuestra organización, el rechazo frontal a convertirnos subalternos de nadie y el compromi- so irrenunciable con nuestros principios y objetivos. Evitar, en fin, huidas hacia ade- lante que puede llevar a repetir errores con la creación de fórmulas poco meditadas o desde la debilidad organizativa.

Por todo ello, la Asamblea Política y Social de IU Madrid:

  • Expresa su rechazo a la celebración de las actividades de la AAPS y los Cascos Blancos con la colaboración -consciente o no- del Ayuntamiento y en espacios mu- nicipales y a que el Ayuntamiento colabore de ninguna manera ni preste ningún apoyo material o económico a este tipo de organizaciones.
  • Insta a los concejales de nuestra organización con responsabilidades en el equipo de Gobierno municipal a expresar este mismo rechazo por coherencia política.
  • Exige del Ayuntamiento de Madrid que clarifique el motivo de la cesión del Centro Cultural Conde-Duque a la AAPS y los Cascos Blancos.
  • Exige de Ayuntamiento de Madrid un posicionamiento que desmarque a la institu- ción de la conferencia celebrada en la Casa Árabe y que revise las condiciones del convenio de colaboración que mantiene con la misma.

    Madrid, 28 de enero de 2017.