Sobre la reunión con Podemos y Equo.

Hacia una propuesta unitaria para 2019.

Sobre la reunión con Podemos y Equo.     

Los portavoces de IU Madrid dirigían ayer mismo un escrito dando cuenta de la reunión mantenida con Podemos y Equo este pasado viernes en la sede del primero y de la que se hicieron eco los medios.

Terminaban  su breve nota poniéndose a disposición para aclarar cualquier duda sobre el particular. Nos acogemos a esa aptitud para trasladarles, a ellos y a todos los afiliados de IU Madrid, algunas consideraciones sobre la “hoja de ruta” y el proceso unitario “de cara a 2019” que fueron el objeto de esa reunión y de otras  que se anuncian.

Lo primero es ser capaces de superar cierto “cretinismo anti institucional” que  la dirección de IU Madrid sigue exhibiendo incluso a la hora de abordar un proceso como este que, no por casualidad, fija su término y objetivo en 2019. O sea en las elecciones locales y autonómicas.

Se trata de ir avanzando en la estrategia y la forma  de la  presencia de IU y los demás sujetos políticos en esa cita electoral. Ese y no otro es el fondo que motiva a los reunidos el viernes en la sede de Podemos y ocultárselo a uno mismo –y a los propios- no nos parece sensato ni útil. El fracaso del PCM en la puesta en pie de Unidad Popular o la experiencia de la compañera Sol en aquel tinglado, deberían ahora jugar un papel positivo para evitar dinámicas absurdas y artificiales  como aquella. La retórica no puede sustituir a la política.  

La referencia a los “espacios de movilización social” como “aportación” de la delegación de IU Madrid en la reunión, según informa la nota de los portavoces, apenas es un latiguillo obligado que fácilmente suscriben unos  presentes  que ya  vienen coincidiendo en la  contestación que todavía se mantiene en la calle, como volveremos a ver este 8 de marzo.

Seguro que sería una cuestión de fácil y rápido acuerdo. No así, por ejemplo, las relacionadas con la fórmula jurídico política de esa articulación unitaria ni el cómo configurar las candidaturas  Y ahí si convendría que IU Madrid se fuera dotando de una propuesta concreta y bien debatida en sus órganos y asambleas locales (adelantar aquí que, en contra de lo afirmado por la comunicación de IU Madrid,  el modelo de primarias de Ahora Madrid no nos parece adecuada garantía de pluralidad). Una propuesta que, así lo defenderemos, respete las competencias de las asambleas para la decisión final  sobre su presencia electoral y el papel del acuerdo programático imprescindible.

Claro que para eso desde la dirección se debería antes perder el miedo a la realización de un balance concreto de la experiencia de las CUPS y de la mismísima Ahora Madrid. Un balance no “ideológico” ni de consigna, sino político, desde lo que realmente han supuesto de “cambio”,  y que contemple la aportación real de IU y su saldo a fecha de hoy. Ya urge. Seguiremos insistiendo.

Ello desde el acuerdo con la afirmación, contenida en el comunicado oficial, sobre lo necesario de trascender el marco local para situar en el de la comunidad la posible confluencia destinada a desalojar las políticas de austeridad y recorte. Precisamente, la ausencia de ese “paraguas” que aglutine es una de las carencias que han convertido en un patchwork indescifrable el mapa de las cups en Madrid y facilitado la dispersión programática y de actuación o la fractura y el caos interno de varias.

La nota de IU Madrid recoge también la idea de “implicar a una amplia base social que desborde a las organizaciones”. Nada que objetar. Como lo de la movilización social antes referido, se trata de fórmulas casi rituales en este tiempo político. Eso sí, y como venimos sosteniendo en los órganos, IU Madrid debe asentar en su análisis la idea de cambio de etapa. El ciclo electoral del que formará parte 2019 no será ya el finalizado en junio pasado.

Esperamos de IU Madrid  sepa transitar  -junto a sus posibles socios electorales- desde  un “antagonismo referencial” a una política  que permita viabilizar el desalojo de Cifuentes del gobierno. La estrategia del sorpasso como prioridad y el nefasto y simplista  análisis de “fuerza del régimen” en que se sostiene, no pueden volver a frustrar la derrota del PP.

Madrid, 5 de marzo de 2017.

Madrid con Siria

Resolución presentada desde Reconstrucción IU Madrid en el debate de la Asamblea Políticio y Social del 28 de Enero de 2017 y que no fue admitida a debate.

Asamblea Política y Social de IU Madrid

RESOLUCIÓN
sobre las jornadas de “Madrid con Siria” celebradas los días 27 y 28 de enero de 2017 en la Casa Árabe y el Centro Cultural Conde-Duque

Ayer, viernes 27 de enero, se celebró en la Casa Árabe de Madrid el acto titulado “Jorna- da de sensibilización. Madrid con Siria”. Entre otros participantes estaban representantes de las organizaciones Cascos Blancos y la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio. En el car- tel del acto figuraba como colaborador el Ayuntamiento de Madrid.

Hoy mismo está convocado una “Gala benéfica de la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio con Cascos Blancos y Sham El Jair” en el Centro Cultural Conde-Duque, centro municipal del Ayuntamiento de Madrid.

Ante esta convocatoria, y dada la participación y responsabilidades de IU Madrid en el go- bierno de la ciudad a través de AhoraMadrid, la Asamblea Política y Social de IU Madrid traslada las siguientes consideraciones:

1. LosCascosBlancosfueronfundadosafinalesde2012porJamesLeMesurier,ex- militar de la inteligencia británica, con fondos del Reino Unido, Estados Unidos y otros aliados, mientras que las instalaciones y material en Estambul, donde se ins- talaron, provenían del gobierno turco. Recibieron hasta 13 millones de dólares en 2013 de, nuevamente, Reino Unido, Estados Unidos y el Consejo Nacional Sirio, el gobierno paralelo que ambos financiaban. En 2015, la Agencia de los Estados Uni- dos para el Desarrollo Internacional (USAID) publicaba -y ahí sigue- que les habían financiado con más de 16 millones de dólares.

Los Cascos Blancos, pues, no son una ONG.

La web de los Cascos Blancos pertenece a La Campaña Siria, que se declara co- mo una iniciativa de apoyo a las protestas democráticas del pueblo sirio de 2011. Según esta Campaña -y según los Cascos Blancos- la culpa de todo lo que ha su- frido y sufre Siria es única y exclusivamente de la presunta represión de Bashar al- Assad de dichas, presuntas, manifestaciones espontáneas y pacíficas.

Nada se dice de la aparición desde el primer día de armas automáticas, explosivos, morteros, 4×4 con ametralladoras, terroristas yihadistas provenientes de Irak, Tur- quía, Catar… Nada se dice de la financiación que públicamente admitieron Estados Unidos y Hillary Clinton. Nada se dice del acuerdo de Siria y Rusia para la cons- trucción de un gaseoducto que perjudicaba las aspiraciones de Arabia Saudí, el verdadero origen de la “primavera siria”. Nada se dice de las armas químicas libias que terminaron cayendo sobre Damasco por ataques de los yihadistas.

Los Cascos Blancos, pues, no son neutrales.

Miembros de los Cascos Blancos han sido vistos en docenas de fotografías y víde- os confraternizando con terroristas y celebrando sus victorias. Un día aparecen trasladando a un herido -al que no se le ven heridas- y al siguiente aparecen con un fusil al hombro. Un día un fotógrafo posa con los degollares de un niño de diez años y al día siguiente se hace famoso fotografiando a Omran, otro niño herido -también sin heridas visibles- en el interior de una ambulancia. Un día les vemos denunciando bombardeos y al siguiente pisoteando cadáveres de sirios.

Desde el comienzo, los Cascos Blancos han usado imágenes de otros años, de otros bombardeos y de otros países asegurando que eran de ahora y de Siria. He-

mos visto vídeos sangre sin heridas, mascarillas de oxígeno conectadas sin regula- dor, médicos que ayer eran pacientes, pacientes muertos de risa hasta que ven que la cámara les enfoca…

El objetivo de los Cascos Blancos, pues, no es humanitario.

Los Cascos Blancos son propaganda de los terroristas islámicos financiada con di- nero de Estados Unidos y el Reino Unido dentro de la campaña de injerencia impe- rialista internacional para derrocar al gobierno sirio. Los Cascos Blancos son tan pro-terroristas que hasta sus propios financiadores, Estados Unidos, denegaron la entrada a su director en 2015 por, precisamente, colaborar del terrorismo.

  1. Porsuparte,laAsociacióndeApoyoalPuebloSiriodeclaradesdesufundaciónen verano de 2011 que apoya la “revolución” siria -revolución que nunca fue tal- y ex- presa de forma reiterada su apoyo al Ejército Libre Sirio, es decir, el ejército terro- rista yihadista. El 18 de diciembre de 2011, la AAPS y Socialismo Libertario se ma- nifestaban en Madrid, expresando su apoyo al Consejo Nacional Sirio, el gobierno paralelo financiado por Estados Unidos y el Reino Unido y de marcado carácter ne- oliberal.
  2. Queestasdosorganizacioneshayanconseguidoengañaragentesbienintenciona- das es grave. Que hayan llegado a conseguir apoyo -consciente o no- del Ayunta- miento es muy grave. Pero que en ese Ayuntamiento esté presente Izquierda Unida es algo que no puede pasar sin respuesta.Nuestro papel y capacidad de condicionar la línea política del Ayuntamiento de Ma- drid se pone en cuestión de nuevo toda vez que no es el primer caso en que se muestran apoyos contrarios a nuestra posición en el ámbito internacional.
  3. AntelapropuestadeladireccióndeIUMadriddeunprocesodeconfluenciacon otras fuerzas en el marco de Unidos Podemos, urge reflexionar sobre las bases de esa confluencia. Esas bases deben ser el fortalecimiento y autonomía de nuestra organización, el rechazo frontal a convertirnos subalternos de nadie y el compromi- so irrenunciable con nuestros principios y objetivos. Evitar, en fin, huidas hacia ade- lante que puede llevar a repetir errores con la creación de fórmulas poco meditadas o desde la debilidad organizativa.

Por todo ello, la Asamblea Política y Social de IU Madrid:

  • Expresa su rechazo a la celebración de las actividades de la AAPS y los Cascos Blancos con la colaboración -consciente o no- del Ayuntamiento y en espacios mu- nicipales y a que el Ayuntamiento colabore de ninguna manera ni preste ningún apoyo material o económico a este tipo de organizaciones.
  • Insta a los concejales de nuestra organización con responsabilidades en el equipo de Gobierno municipal a expresar este mismo rechazo por coherencia política.
  • Exige del Ayuntamiento de Madrid que clarifique el motivo de la cesión del Centro Cultural Conde-Duque a la AAPS y los Cascos Blancos.
  • Exige de Ayuntamiento de Madrid un posicionamiento que desmarque a la institu- ción de la conferencia celebrada en la Casa Árabe y que revise las condiciones del convenio de colaboración que mantiene con la misma.

    Madrid, 28 de enero de 2017.

ANTE LOS RESULTADOS DE LA RATIFICACION DE ESTATUTOS.

A TODA LA AFILIACION. 

UN SÍNTOMA DE LA SITUACIÓN EN IU MADRID.

Hoy se han dado a conocer los resultados (provisionales) del proceso  puesto en marcha por la dirección de IU Madrid para la ratificación de los estatutos salidos de la conferencia del pasado diciembre. Desde quienes impulsamos  “reconstrucción IU Madrid” queremos trasladar al conjunto de los afiliados y afiliadas nuestra valoración.

Como era de prever, la propuesta de estatutos ha sido ratificada por la mayoría de los participantes en la consulta en un proceso que, lo primero que debemos constatar, es su inusual y desproporcionado alargamiento en el tiempo considerando que el total del censo llamado a participar era de menos de 1900 compañeros y compañeras. Desde el 26 del pasado diciembre hasta el 13 de enero, on line y presencialmente, durante 20 días se ha podido participar, cosa que finalmente han hecho apenas 615 afiliados y afiliadas, es decir, poco más de 30 cada día. Un  32 % del censo de afiliados ha participado en la ratificación.  

Resulta de nuevo evidente que la separación de votación y debate colectivo en la base, promovida por la “democracia digital”  a la que la dirección de IU Madrid se ha apuntado, no significa mayor participación numérica y si, en cambio, un empobrecimiento de nuestra federación como sujeto político.

Con los resultados de la consulta comprobamos que poco más de 1 de cada 5 afiliados y afiliadas a IU Madrid (435 de 1898, un 23% del censo) han aprobado los nuevos estatutos.

Desde “Reconstrucción IU Madrid” valoramos los nuevos estatutos como un retroceso en cuanto a soberanía, federalidad y democracia interna, no tenemos pues, nada que celebrar salvo destacar que casi un tercio de quienes participaron, compartieron nuestro rechazo.

Más allá de estas consideraciones que deberían hacer reflexionar a la dirección regional de IU (y federal) sobre el anoréxico respaldo cosechado por sus estatutos, este proceso de ratificación vuelve a evidenciar la desmotivación en que se encuentra instalada la militancia madrileña desde el atropello que supuso la “desfederación” y que, en absoluto, la puesta en marcha de la “nueva” federación está sabiendo resolver. Es esta una realidad incompatible con los planes y campañas que desde IU se proponen –y compartimos-  para estos próximos meses reduciéndolos en Madrid a simple propaganda.  

Madrid, 15 de enero de 2017.

OTRO NO A ESTOS ESTATUTOS: LOS SMIS

Desde hace años, los actuales dirigentes de IU Madrid –y no digamos los que nos abandonaron a las puertas de las elecciones para irse a Podemos– hicieron bandera y causa de la austeridad en los salarios de nuestros representantes. Y compartimos el argumento.

Los dirigentes y cargos electos de una organización obrera no pueden estar forrándose en las concejalías y parlamentos de un sistema que dicen querer cambiar. Ni la política es un vehículo para el lucro propio –esto no es el PP ni el PSOE– ni ocupan esos cargos por un designio divino sino de sus compañeros de militancia. A estos se deben, a su organización, programa y al compromiso que representa.

Por tanto, su salario debe ser digno y suficiente para cubrir sus necesidades y los gastos derivados de sus funciones, pero austero y ajustado a la precaria realidad laboral y salarial de nuestro país y de la clase social que representan y les ha elegido. Una vez cubiertos estos requisitos, todo lo que exceda –porque el salario no lo dictamos nosotros sino el Estado– se dona a la organización para financiar la misma lucha que les ha llevado a esos cargos, la lucha por los intereses de los trabajadores.

Ligar el salario de nuestros representantes al SMI es asegurarnos de mantener los pies en el suelo y la conciencia en la realidad de nuestra clase social, es una forma de blindarnos contra la corrupción inherente del sistema capitalista y es una forma de poner esta falsa democracia burguesa al servicio de la lucha por la justicia socialista.

Claro, que una cosa era exigir austeridad a otros hace dos años y otra aplicársela uno ahora.

Los anteriores Estatutos Federales de IU, los de la X Asamblea de 2012, establecían:

Las retribuciones netas tendrán una banda salarial de un mínimo de 2,5 veces el SMI y un máximo de 3  veces el SMI. Se cubrirán los gastos derivados de alojamiento y transporte, debidamente justificados que  no podrán superar la cantidad de 1,5 veces el SMI.

Es decir, entre 1310,40 y 1965,60 €/mes netos. Pero no parecía suficiente y en 2016, en los Estatutos de la XI Asamblea, donde fue elegido Alberto Garzón, se aumentó:

Las retribuciones netas serán un máximo de 3 veces el SMI. Se cubrirán los gastos derivados de  alojamiento y transporte, debidamente justificados que no podrán superar la cantidad de 1,5 veces  el SMI y se aplicará un corrector para las personas que tengan familiares a su cargo.

¿Y cuál es ese “corrector”? No se especifica.

Después vino la aprobación de la Carta Financiera “temporal” de IU Madrid, que estaría vigente hasta fin de 2016. Se presentó por sorpresa –sin la antelación mínima debida, como en los viejos tiempos de IUCM– en el Consejo Regional del 14 de octubre. A los actuales dirigentes de IU Madrid, los 2000 €/mes que reclamaban como máximo cuando eran oposición en IUCM les parecieron poco ahora que los iban a cobrar -más los “correctores”- y propusieron lo siguiente:

image001

Es decir, que el máximo a cobrar ya no era el algo menos de 2000 €/mes que establecía IU Federal sino algo más de 3500 €/mes para los cargos de IU Madrid.

Para colmo, como decimos, esta Carta Financiera no fue enviada a las asambleas y miembros del CR con la antelación mínima de 48h que establecen los Estatutos Federales para que todos los militantes puedan debatirla, hacer propuestas y decidir su postura en el CR, sino que fue presentada a la entrada del mismo, con lo que los consejeros apenas tuvieron tiempo de estudiarla y las asambleas no pudieron verla en absoluto.

No es de extrañar esta voluntad de ocultar a los militantes un documento que va en contra de lo que defendían hasta ayer mismo.

Por esa falta de antelación, la aprobación de la Carta fue impugnada al Comité de Garantías, y admitiendo implícitamente dicho incumplimiento, la Comisión Colegiada volvió a presentarla en el siguiente CR, el 17 de noviembre. Y en esta segunda ocasión, cuando ya muchos militantes conocían el contenido de la Carta, se volvió a aprobar… pero con un 30% menos de apoyos.

Y por último tenemos la Carta Financiera definitiva aprobada en los Estatutos que ahora se nos pide ratificar, que recoge lo mismo que los Estatutos Federales: 3 SMIs más un “corrector” que no se cuantifica. Pero en la propuesta de Estatutos sí se decía cuánto iba a ser ese corrector:

El salario máximo a percibir, 3 SMI de forma general, será  aumentado medio SMI por cada miembro de la unidad familiar sin ingresos,  debidamente justificado.

Es decir, que un cargo público de IU Madrid con dos hijos pequeños recibiría un SMI más, subvención por familiares.

Como bien señaló la compañera Carmen Villares en la Conferencia de Estatutos, ese “corrector para las personas que tengan familiares a su cargo” supone un retroceso en la lucha por un salario digno:

de ninguna manera, los salarios de nuestros cargos públicos pueden recoger subvención alguna por familiares sin recursos, algo que retrotrae a aquella época de “puntos” por cargas familiares, y es opuesto al concepto que siempre han defendido los sindicatos de clase e Izquierda Unida del salario debido por el valor del trabajo desempeñado.

Por todo ello, por la falta de coherencia con el proyecto federal, por la injustificable excepcionalidad que se establece para los cargos de IU Madrid, por el retroceso que supone en la lucha por un salario digno vinculado al trabajo y no al asistencialismo, por no concretar en el documento definitivo cuál será el “corrector” y por todo lo expuesto en nuestro anterior comunicado, desde Reconstrucción IU Madrid rechazamos estos Estatutos y pedimos a los militantes de Madrid que voten No a su ratificación.

NO A ESTOS ESTATUTOS

A TODA LA MILITANCIA DE IU MADRID.

NO A ESTOS ESTATUTOS 

Hoy ha empezado el plazo de ratificación de los Estatutos de IU Madrid. Desde “Reconstrucción IU Madrid” llamamos a los militantes a votar No por los siguientes motivos:

1. Desaparecen las asambleas de sector

La actual dirección de IU Madrid pretendía la total desaparición de las asambleas sectoriales evidenciando una concepción de  la organización exclusivamente electoral e  institucionalista, alejada del centro de trabajo y del conflicto social, un error que incluso el coordinador federal criticó recientemente.

Tras nuestra denuncia, la respuesta de la militancia hizo que en el debate apareciesen multitud de enmiendas de distintas asambleas en contra de esta decisión. Finalmente, lo aprobado, y que ahora pretenden que ratifiquemos, reconoce sólo las dos asambleas sectoriales ya constituidas -Marx Madera y Técnicos y Profesionales- pero desaparece la posibilidad de crear nuevas. Se podrán crear asambleas sectoriales en IU ya que los Estatutos Federales así lo reconocen… pero no en IU Madrid.

2. Ocultación de los censos

Hasta ahora, todas las asambleas de base debían mostrar el censo completo a sus militantes, un derecho de información fundamental en una organización política. A partir de ahora las asambleas “expondrán los censos tal y como los emite la UAR en cumplimiento de la LOPD”.

¿Qué significa eso? No se aclara. Pero en el debate la dirección dijo expresamente que mostrar esos datos violaba la Ley de Protección de Datos. Con ese argumento proponen cambiar en Estatutos un derecho tan básico  como es saber quiénes son nuestros compañeros de asamblea, introduciendo la sospecha y la inseguridad.

Lo que sí sabemos seguro son las funestas consecuencias que tiene ocultar el censo a la militancia y que sólo unos pocos dirigentes tengan acceso a él. 

3. Simpatizantes y militantes

Se establece que los simpatizantes “tendrán derecho a participar en las reuniones que sean convocadas, así como en las áreas de elaboración colectiva y asambleas abiertas decisorias. Siempre y cuando estas no sean de elección interna”. Una redacción expresamente confusa que, por ello mismo, vuelve a introducir inseguridad.

Las “asambleas abiertas decisorias”, simplemente, no existen, en una asamblea abierta no se decide nada que implique un posicionamiento de la organización, porque eso es competencia exclusiva de sus militantes, quienes ostentan la soberanía de lU. La clasificación de asambleas en abiertas e internas, viene establecida en los Estatutos Federales, así como en qué reuniones y decisiones pueden participar los simpatizantes.

 Lo que dispone IU Madrid en sus estatutos vuelve a ignorar lo dispuesto en los federales en una línea de PODEMIZACION de la organización, borrando intencionadamente las competencias y derechos de los afiliados para extenderlos a los “simpatizantes” haciendo así inútil la distinción entre unos y otros y, en consecuencia, vaciando de sentido la militancia en IU.     

4. Una APyS escuálida y sin funciones

En IU Federal, la APyS es el máximo órgano entre Asambleas. En IU Madrid se ha pretendido ningunearla, concentrando todo el poder en la Comisión Coordinadora (antes CR). Esta eliminación de funciones viola el proyecto federal y sus Estatutos, pero sobre todo reduce la pluralidad de la organización.

En una Coordinadora sólo pueden votar los miembros elegidos en la Asamblea Regional, y estos sólo se eligen cada cuatro años. IU Madrid y su militancia pueden cambiar mucho -y lo están haciendo- en cuatro años, con lo que hace falta un órgano directivo que refleje esa realidad cambiante.

Esa realidad cambiante podría y debería tener su reflejo en la APyS, donde las asambleas de base sí tendrán voz y voto. Pero la actual dirección de IU Madrid ha aprobado una APyS sin apenas funciones, ni siquiera recogen las que le otorgan los Estatutos Federales. Es tal el desprecio por el que debería ser el máximo órgano que incluso la parte de los Estatutos que regula su funcionamiento fue enviada aparte del documento presentado a la Conferencia, casi al final del plazo de enmiendas y cuando ya muchas asambleas habían celebrado sus reuniones, con lo que ni pudieron plantear aportaciones al mismo.

5. Los métodos de votación

Se establece que “todas las votaciones serán a mano alzada excepto las indicadas por los presentes estatutos”, como hasta ahora, pero se añade “y las reguladas en las metodologías que se puedan presentar y aprobar en los órganos según el orden del día”.

Es decir, que podemos acudir a una asamblea de base, Consejo Regional o Asamblea Político y Social sin saber si vamos a votar en Pleno o por comisiones con resumen posterior, si votaremos a favor o en contra de una postura o eligiendo entre varias, si será a mano alzada o en urna… Y todo ello puede establecerse por sorpresa durante la propia reunión. Es una violación flagrante de los más básicos principios democráticos ya no de IU sino de cualquier organización mínimamente seria.


6. Sometimiento a las Cups.

Se establece que los cargos públicos estarán vinculados  a los acuerdos de la dirección política de la organización, como es lógico, pero también a los “del Grupo institucional” de que formen parte. Es decir, que allá donde IU Madrid tenga representación a través de una CUP, si IU decide que se vota X pero el Grupo de, por ejemplo, Ahora Madrid decide que se vote Y, nuestros concejales estarán obligados a votar Y por nuestros propios Estatutos. Es decir, nos sometemos a una disciplina de voto que no es la nuestra. Y eso sin especificar si se trata o no de algo contemplado en el programa electoral con el que nos presentemos. 

Podría parecer esto un nuevo ejemplo de la confusión que estos estatutos promueven, pero la actual dirección de IU Madrid y del PCM están clara y explícitamente trabajando por la “superación efectiva de IU en un nuevo sujeto político”. Este punto traslada la orientación en las instituciones de los cargos miembros de IU al grupo institucional del que se forme parte, más allá de los compromisos programáticos acordados y renunciando a tener un criterio como tal IU que vincule a nuestros electos.

Por todo esto desde Reconstrucción IU Madrid os pedimos a los militantes votar No a estos Estatutos y anunciamos su impugnación ante la Comisión de Garantías.

Madrid, 26 de diciembre de 2016.

NOTAS COMPLEMENTARIAS SOBRE LA CONFERENCIA ESTATUTARIA DE IU MADRID

A propósito de ciertas disposiciones aprobadas sobre la gestión económica de la federación madrileña de IU

Aunque respaldada por una buena parte de los escasos presentes en las horas de tarde de la Conferencia, no fue aceptada nuestra enmienda, que proponía introducir cierta sobriedad en las retribuciones de los cargos públicos de IU-Madrid (grupos  y representantes institucionales o en empresas e instituciones públicas), sobriedad que todos decimos defender. Lo aprobado es un ingreso neto no superior 3 veces el SMI, lo que actualmente alcanzará los 2100 euros, pero susceptible de incrementarse por gastos “derivados del alojamiento (sic) y transporte debidamente justificados no superiores a 1,5 veces el SMI(más de mil euros) y, además, con “un corrector para las personas que tengan familiares a su cargo”,  complemento cuyo importe será de la mitad del SMI por cada hijo o pariente a cargo sin recursos. De esta forma un cargo público de IU Madrid podría llegar a cobrar de 3.500-4.000 o más euros netos al mes.

Los estatutos aprobados establecen así en la retribución del cargo público un privilegio de agravio comparativo con relación al entorno trabajador. De otro lado, se introduce en ella pluses asistenciales, que pueden propiciar una práctica de picaresca o de cierta adaptación conformista a una realidad adversa de falta de empleo y derechos dignos, que promueve la beligerancia política y  movilizadora de IU. 

Estamos ante unos nuevos Estatutos de IU Madrid, que además de entrar en contradicción en muchos puntos con los Estatutos federales, introducen en la gestión económica unas regulaciones de sesgo elitista, cupular y de acusado centralismo, que no guardan coherencia con los principios generales introductorios.

VALORACION DE LA CONFERENCIA DE ESTATUTOS DE IU MADRID 17/12/2016

Democracia y soberanía limitadas.

“Los Estatutos de Izquierda Unida son la medida de su seriedad y compromiso democrático, de su unidad de acción y coordinación a todos los niveles, la garantía de la soberanía de sus militantes, la protección de la organización frente a injerencias desvirtuadoras y las normas que rigen nuestro  más firme y duradero compromiso con la mayoría trabajadora.

Sin embargo, consideramos que la propuesta de Estatutos Regionales que se ha presentado contiene graves contradicciones con esos principios y pueden resultar en una organización más débil, menos democrática, menos plural y menos federal. Creemos que contradicen y recortan las garantías de los Estatutos Federales.”

Esto señalábamos en la comunicación que dirigíamos a toda la militancia de IU Madrid ante la convocatoria de la conferencia que se ha celebrado este pasado 17 de diciembre. Conferencia que, lo primero que debemos concluir, vuelve a evidenciar la debilidad organizativa de la nueva federación madrileña. De las 81 asambleas constituidas (varias todavía esperan  ser reconocidas por una dirección que se resiste a normalizar la situación de los afiliados de IU no proclives a sus tesis) apenas 52 enviaron delegados. Veintinueve  asambleas, un 36% del total reconocido por la dirección regional, no han participado en el proceso de debate de la propuesta de estatutos. 

La votación final aprobó la propuesta presentada de nuevos estatutos con el voto favorable  de 32 delegados de los 163 elegidos, frente a 12 en contra y 1 abstención.

En cuanto a esos nuevos estatutos aprobados, confirman algunas de las consideraciones que avanzábamos en nuestro posicionamiento crítico  ante la propuesta oficial.

Así, diseñan una organización básicamente electoral al apostar por la territorialidad renunciando a la organización sectorial y, por tanto, a la presencia en los centros de trabajo; se introduce una inseguridad evidente en los métodos de votación al hacerlos depender de “propuestas metodológicas que se puedan presentar en cada reunión”; se avanza en la difuminación de la condición de afiliado al dar a los “simpatizantes” derechos hasta ahora vinculados a la afiliación (sin duda para motivar la anorexia militante que les puede permitir seguir “dirigiendo” la nueva federación y, de paso, disponer de  un censo favorable para cuando la ocasión lo requiera); se avanza –no todo lo que proponían- en la concentración de poder en la Comisión Coordinadora frente a órganos más amplios y representativos y a la propia organización de base o se aprueba la opacidad del censo en base a supuestas disposiciones de la LOPD.

En resumen, estos estatutos ponen en evidencia lo que la dirección actual entiende por “movimiento político y social”: una estructura cupular con acento de coalición y con derechos limitados para los afiliados (de los que si pudieran prescindirían). Un artefacto destinado a facilitar su desembarco en las instituciones, envuelto en retórica “rupturista”. Unas normas que rezuman desconfianza ante las asambleas de base.

Merece la pena remarcar como quienes, en otro momento, fueron adalides de la armonización estricta de las normas regionales con los estatutos federales, no han tenido reparo alguno ahora en vulnerar esos mismos estatutos federales con su propuesta.

Lo aprobado respecto a asambleas sectoriales, votaciones, papel de las asambleas de base y derechos de la afiliación,….vulnera lo dispuesto en la norma federal.

Pese a todo lo anterior, el bloque de enmiendas que impulsamos y que hicieron suyos otros delegados y delegadas, no solo dinamizo el debate en las asambleas y en el plenario de la conferencia, sino que fueron, en varios casos, aprobadas  alcanzándose, en otros, acuerdos transaccionales con la ponencia oficial. Así sucedió en materias como el reconocimiento de las asambleas de sector actualmente constituidas, competencias y medios  de las asambleas de base, periodicidad de las reuniones de órganos, programa electoral….y otras de menor calado.

Si atendemos a esto último y a lo igualado de muchas de las votaciones de la conferencia, concluimos como crecen el desacuerdo con la línea de la dirección regional y la desorientación ante la dinámica esquizofrénica de “superación” de IU en que se ha embarcado.  

Desde quienes impulsamos  “reconstrucción IU Madrid” nos reafirmamos en la disposición a sumar esfuerzos para reorientar nuestra federación y, en el caso concreto de los estatutos aprobados, a coincidir con cuantos compañeros y compañeras defienden una IU democrática y plural, soberana y federal. 

Madrid, 18 de diciembre de 2016.

    

   

Marcos Ana, in memoriam

Marcos Ana y Victor Díaz Cardiel
Carabanchel 2009. Foto vía @SOSCarabanchel

Acercarnos a la gente y penetrar en los barrios hubiera sido una máxima que Marcos Ana hubiera compartido. Hoy con la resaca de la muerte, debemos seguir mirándonos en nuestros mayores para que su memoria se quede, en sus nombres ensangrentados con lo que sigue en las cunetas sin justicia ni reparación y nombres en el olvido, en la unidad de la izquierda tan perseguida y poco bien zurcida. Marcos se va, otros aún se quedan, algunos de los nuestros con el recuerdo aún vivo de grandes penas de cárcel, otras más pequeñas, y mucho militante anónimo con tareas irrelevantes, insignificantes, que no pasaran a la historia, ni tampoco sus cicatrices invisibles por las palizas y torturas del fascismo español, ni por el terror de sus pistoleros ni por la incertidumbre de pisar la cárcel, jóvenes, cargados de razones. Mudas sus pesadillas, nuestro reconocimiento mientras vivan es nuestro homenaje. Algunos presos políticos en nuestras cárceles son hoy todavía presente, ni siquiera memoria. Estar a la altura del sacrificio de estos hombres y mujeres es también estar por encima de batallas internas que no le importan a nadie. Estar a la altura no tiene que ver con la alegría ni con los gruñidos, no habita en la forma de la protesta ni en su frecuencia, sino en su fin último, en su inevitable sentido. Marcos Ana no fue sólo un rebelde, un antifranquista, un luchador de ideas incansable y un poeta, fue un comunista que quiso construir el socialismo. La izquierda social y política en Madrid ha sufrido muchas derrotas desde la transición; muchas pensábamos ayer con tristeza en una destrozo reciente de nuestras filas internas con la desfederación de IUCM en junio de 2014, una derrota de la política y de la capacidad de querer a los otros, a quienes nada tienen que ver con nuestras disputas pero nos esperan con sus problemas sin solución. Se deben superar las fracturas y unir y restaurar los pedazos de un colectivo que sin sus mayores no puede ser nada y sin su presente tampoco. Ese es el homenaje y nuestro deber, el que nos mandata el peso de sus años de cárcel, entre otras cosas. Hoy el dolor que arrebata la vida de un camarada con el último carcelero que ha venido a llevárselo, nos deja helados, pero no mudos. Pero hay otro dolor, uno que no nos impide la marcha, el de saber que no estamos haciendo bien las cosas, que nos quedamos en la superficie de una lucha por la que muchos y muchas arriesgaron sus vidas. Hay que penetrar en la batalla, allí donde los parias podemos organizarnos y levantarnos, unirnos, ser generosos y avanzar, sin sectarismo ni temores infantiles. Es verdad que cada momento puede ser histórico si miramos con altura y sabemos acertar. Y desde luego, por cada uno de esos momentos por construir, vale la pena luchar.

Conferencia de Estatutos IU Madrid

A toda la militancia de IU Madrid:

Ante el proceso estatutario que se inicia estos días, los componentes de la candidatura Reconstrucción IU Madrid de la última Asamblea Regional queremos haceros nuestra reflexión sobre la propuesta que os ha sido enviada.

Los Estatutos de Izquierda Unida son la medida de su seriedad y compromiso democrático, de su unidad de acción y coordinación a todos los niveles, la garantía de la soberanía de sus militantes, la protección de la organización frente a injerencias desvirtuadoras y las normas que rigen nuestro  más firme y duradero compromiso con la mayoría trabajadora.

Sin embargo, consideramos que la propuesta de Estatutos Regionales que se ha presentado contiene graves contradicciones con esos principios y pueden resultar en una organización más débil, menos democrática, menos plural y menos federal. Creemos que contradicen y recortan las garantías de los Estatutos Federales.

Primero. Se propone eliminar la definición de las asambleas de base como órgano soberano de IU para reducirlo a “principal órgano para canalizar la participación”. En definitiva, reducir un órgano soberano a un salón de actos, pero supeditado en última instancia a lo que digan los órganos superiores, perdiendo su capacidad de decidir cómo se aplica lo aprobado en sus propios ámbitos.

Este cambio da la vuelta por completo a la forma en que se toman las decisiones en IU. Con los Estatutos actuales, las bases hacen sus propuestas, los órganos superiores concretan y unifican todas las propuestas en una sola y las bases aplican lo acordado en conjunto pero siempre conservando su capacidad de interpretarlo en su propio ámbito: barrio, distrito, pueblo, ciudad o comunidad. Si las asambleas ya no son soberanas significa que están obligadas a obedecer al órgano superior, por lo que es éste quien toma la decisión y las bases quienes sólo pueden obedecerla. Las decisiones ya no van de abajo a arriba sino de arriba a abajo.

Nos convertimos en un remedo del Partido Popular.

Segundo. Igualmente, se elimina respecto a los Estatutos Federales la posibilidad de crear asambleas sectoriales, limitando la organización a la distribución territorial. Esta propuesta entra en contradicción con la apuesta federal de potenciar el carácter de movimiento político y social de Izquierda Unida, reactivando la movilización y el conflicto y evitando una excesiva institucionalización de “una izquierda dedicada casi en exclusiva a la gestión y cada vez más desconectada de la realidad concreta de la clase trabajadora”, en recientes palabras del coordinador federal de Izquierda Unidad, Alberto Garzón.

Tercero. Otras modificaciones llamativas de los Estatutos propuestos son la eliminación del derecho de los militantes a conocer el censo completo de sus asambleas, la implantación de formas de votación que ni siquiera se concretan ni enumeran y que pueden cambiar de una reunión a otra, la eliminación del derecho de las asambleas de base a gestionar sus recursos propios, la introducción de la figura de “activistas de referencia”, que supone una personalización de la protesta por encima de los colectivos o la desaparición de la obligatoriedad de IU Madrid de garantizar económicamente su propia estructura.

Por tanto, invitamos a todos los compañeros y compañeras de IU Madrid, sea cual sea su simpatía o adscripción, a defender la democracia interna y la soberanía de las bases aprobando unos Estatutos Regionales que sean una traslación fiel y respetuosa de los Estatutos Federales.

Salud y República.

1ª jornada de debate. 22/octubre/2016.

     Hemos debatido este día sobre dos aspectos de interés evidente para nuestra acción política: lo local y las posibilidades de la gestión de la izquierda tras las pasadas elecciones que desplazaron al PP e iniciaron una experiencia municipal nueva en tantas localidades de nuestra región. La realidad hoy de las propuestas de rescate –remunicipalización-  de servicios privatizados que prometieron programas entonces presentados.

   Y, como no podía ser de otra manera, un segundo debate sobre la actual fase y las políticas de Izquierda Unida.

   Para ambos debates hemos contado con unos ponentes que resumen bien los objetivos de este encuentro: conocimiento de los temas a debate y la voluntad de aportar a la construcción de un espacio federal con discurso y propuestas propias en el seno de IU.

   La participación de compañeros de Castilla La Mancha, Andalucía, Cataluña y País Valenciano se explica desde esa meta compartida.

   La dificultad en el desarrollo de propuestas de fondo en un marco regulatorio diseñado para obstaculizar  la puesta de las instituciones locales al servicio de las mayorías sociales y las estrategias posibles para superar esa realidad y la caracterización de la recomposición estratégica de la izquierda, en su forma, sujetos y contenidos, enmascarada tras los debates de unos y las crisis de otros, junto con la crítica razonada a la orientación en IU y la persistencia de la dirección en una retórica que la realidad viene desmontando, serian un rápido resumen de las conclusiones de un encuentro que tendrá continuidad. 

  Para que podáis sacar vuestras propias conclusiones os ofrecemos editado el audio con las aportaciones y ponencias del primer debate, seguros de su interés para enriquecer nuestro discurso sobre lo local.