Un acuerdo necesario para una IU Madrid plural

Carmen Domínguez y Lali Vaquero *

El pasado 28 de enero se celebraba la  reunión de la Asamblea Político Social de Izquierda Unida Madrid. Se trataba de la primera reunión de un órgano en el que residen, según los nuevos estatutos, las máximas competencias de dirección de la nueva federación de IU en Madrid, constituida  tras la desfederación de IUCM.

La elección de Sol Sánchez, a nuestro entender de manera  poco “edificante” en términos democráticos (de ahí nuestro voto en el órgano), como nueva coportavoz en sustitución de Chus Alonso, hizo pasar a segundo plano lo que consideramos puede suponer un gran paso para sacar a las gentes de IU en Madrid del bucle en que nos metió la decisión adoptada por la anterior dirección federal en junio de 2015 (desfederación).

En su intervención ante ese órgano, Mauricio Valiente como portavoz de la ejecutiva regional (ahora denominada Comisión Colegiada), comenzó por reconocer autocríticamente que no había habido “el tiempo necesario en los contactos iniciados” para incorporar al debate, como habría deseado,  una propuesta de  modificación de la Comisión Colegiada  que significara la incorporación a la misma de quienes en la asamblea regional de constitución de IU Madrid habíamos impulsado documento político y candidatura alternativos a los oficiales  y que hasta el día de hoy, por voluntad de esa mayoría que Valiente representa, permanecemos fuera de la dirección. En esa misma intervención se comprometía a trasladar esa propuesta a la reunión que deberá celebrar la Coordinadora Regional (CR) de IU Madrid.

El mismo día 28 de enero, Europa Press difundía unas declaraciones en las que Mauricio Valiente subrayaba, y así titulaba la agencia, que IU Madrid estaba “abierta a todos los que militaban en IUCM”.

Desde Reconstrucción IU Madrid saludamos esta nueva disposición de la dirección regional y, como señalábamos en Twitter, “más vale tarde –mucho– que nunca. Ahora, hechos”.

Y es que, efectivamente, los contactos entre nuestro espacio y la dirección se iniciaron semanas después de la asamblea regional del pasado abril sin concluir positivamente, dadas algunas diferencias de fondo que, esperamos, estemos ahora en condiciones de superar.

No nos parecía entonces, ni ahora, adecuado acordar una presencia en la dirección, garantizando así que ésta reflejara la pluralidad existente en nuestra federación, sin haber resuelto que esa misma pluralidad sea aceptada con plena normalidad en la estructura de la nueva IU Madrid. El fin de vetos existentes pero nunca argumentados respecto a compañeros; la aceptación de la existencia de asambleas siempre postergadas en su reconocimiento oficial como parte de IU o, todavía más  básico, la incorporación de compañeros y compañeras que sintieron la “desfederacion” como un atropello, pero que desean seguir siendo parte de IU sin renunciar a sus derechos y opiniones, son situaciones cuya superación  consideramos –deseamos– que anuncian las declaraciones de Mauricio en la APS y ante los medios.

Nuestra –posible– incorporación a la dirección regional seria así un paso natural, consecuencia del reconocimiento de la pluralidad de posiciones que nos identificamos con Izquierda Unida como proyecto unitario de la izquierda en nuestra comunidad y la reconocemos como marco de trabajo y debate compartidos.

A ese trabajo común y a ese debate permanente que caracteriza a la izquierda, estamos decididos a aportar nuestro esfuerzo y orientación política. Esperemos que ahora sí sea posible. 

(*) Carmen Domínguez es miembro de la Comisión Colegiada de IU Federal y de Coordinadora de IU Madrid. Lali Vaquero es miembro de la Coordinadora de IU federal y de la Coordinadora de IU Madrid. Ambas fueron candidatas en la lista de ‘Reconstrucción IU Madrid’ en la Asamblea regional.

Artículo publicado en cuartopoder.es el 16/2/2017